cabecera iberos IT2

AVATARES DEL MUSEO IBERO A TRAVES DE LA HEMEROTECA

Son ochenta y ocho años de vicisitudes, enfrentamientos entre distintas administraciones, también entre partidos políticos y, por supuesto de concienciación ciudadana acerca del edificio de la vieja Prisión Provincial, donde desde el principio se pensó ubicar el Museo Ibero.

La historia se inicia con el Real Decreto de 26 de junio de 1922 que regulaba la adscripción al Estado de las nuevas Prisiones Provinciales construidas con subvenciones provinciales o municipales, y también la transferencia al Estado de la libre disposición de los edificios y terrenos cedidos por las Administraciones Oficiales con destino al servicio de prisiones.

El 5 de enero de 1926 el Presidente de la Diputación propone a la Comisión Provincial el ofrecimiento de terrenos al Ministerio de Gracia y Justicia para que se construya de nueva planta una Prisión Provincial. En sesión del 21 de enero de 1927 acuerda aceptar la propuesta de compra de los terrenos necesarios del Ayuntamiento, que se había negado a ceder los terrenos de forma gratuita y directa al Ministerio.

El Ayuntamiento era dueño de una huerta en el sitio de la Moriana de 18.817,12 metros cuadrados, que lindaba al norte con la carretera de Fuerte del Rey, al este con el Paseo de Alfonso XIII (hoy Paseo de la Estación) y con olivos. El Ayuntamiento vendía dicha finca a la Diputación Provincial al precio de 6 pesetas el metro cuadrado y cuyo importe total fue de 112.902,72 pesetas. Los arquitectos provinciales consideraron que la tasación municipal era incorrecta por incluir los terrenos sobrantes de 3.880 metros cuadrados de superficie y además por parte del Ayuntamiento no se había tenido en cuenta que los terrenos a adquirir para la cárcel estaban en las afueras de la población y por lo tanto debían ser tasados a menor precio.

La Diputación se comprometía a ceder gratuitamente al Ayuntamiento la faja de terreno para las calles circundantes que figuraban en los planos de la parcela y a verificar la rectificación de alineaciones del camino vecinal de Fuerte del Rey. El Ayuntamiento se obligaba a costear el desagüe del edificio y la acometida a la alcantarilla y a la conducción.

La finca adquirida aparece inscrita en el Inventario de Bienes de la Corporación Provincial como INMUEBLES REVERTIBLES y con la denominación de “Huerta en el sitio de la Moriana” (solar ocupado por la cárcel provincial).

1Fachada principal al Paseo de la Estación

 

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN VIRTUAL DE LOS IBEROS

Eventos