cabecera iberos IT2

 cabecera

Image 002

DENOMINACION: OPPIDUM DE LA PLAZA DE ARMAS DE PUENTE TABLAS
LOCALIZACION: TERMINO MUNICIPAL DE JAÉN. CARRETERA JAEN-TORREQUEBRADIELA, JUNTO A LA URBANIZACION DE PUENTE TABLAS
DIMENSIONES: EN TORNO A LAS 6 HAS.
CONTEXTO DEL HALLAZGO: EXCAVACION ARQUEOLOGICA SISTEMATICA
DIRECTORES: A. RUIZ Y M. MOLINOS
CONTEXTO ARQUEOLOGICO: OPPIDUM (CIUDAD FORTIFICADA)
DESCRIPCION: Oppidum de tamaño medio rodeado de una fortificación en gran parte de su perímetro. Presenta bastiones contrafuertes con la doble función de apoyar el lienzo de la fortificación y como estructura defensiva. En su interior se desarrolla un elaborado sistema urbanístico conocido para la fase de finales del siglo V y primera mitad del I V antes de Cristo.
CRONOLOGIA: La secuencia arqueológica cubre un amplio abanico temporal entre los siglos IX e inicios del siglo II antes de Cristo. Presenta una fase de abandono en tomo a mitad del siglo IV a. de C. y hasta finales del siglo IIl a. de C.
BIBLIOGRAFIA: Pueden consultarse los anuarios arqueológicos de Andalucía correspondientes a los años 1986 a 1990. También: Ruiz, A. y Molinos, M.(1993): Los Iberos. Análisis arqueológico de un proceso histórico. Ed. Crítica. Barcelona.

El oppidum es la ciudad de los iberos. Se trata de una ciudadela fortificada donde reside el príncipe, que puede llegar a tener gran tamaño. En Jaén, el oppidum de Puente Tablas tiene unas seis hectáreas, el de Cerro de Villargordo, en Torredelcampo o el de Giribaile en Vilches, superarían las 15 has, y Cástulo, en Linares, o Ipolca, Porcuna, seguramente doblaron esta cifra.

Gran parte de estos centros tiene su origen hacia el 900-800 antes de Cristo y perduran en ocasiones hasta nuestros días, como Manos o Arjona. Otros arrancan de épocas mucho más antiguas, durante la edad del Cobre, como Cástulo o Ipolca.

La fortificación de estos oppida, a veces con torres, era de piedra y tenia un cuerpo superior en adobe. En las etapas más antiguas presenta forma de talud y estaba revocada.

En el interior se localiza el palacio del principe así como las casas de los clientes. Puente Tablas, por citar un caso, tenía una distribución en el siglo IV a. de C., de calles paralelas, cortadas por otras transversales. Cada manzana presentaba un muro que la cortaba por su mitad y distribuía las casas a dos calles paralelas. En todas las casas tiene gran importancia el patio, donde se realizan gran parte de las actividades diarias.

Directamente adosadas a la fortificación por su interior debieron estar los talleres artesanales y en un extremo, separado del resto de los edificios por una calle, el palacio, con un gran patio y un pórtico con columnas.

pie

Volver

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN VIRTUAL DE LOS IBEROS

Eventos